¿Las Personas Pueden Cambiar?

//¿Las Personas Pueden Cambiar?

¿Las Personas Pueden Cambiar?

Hoy prefiero creer que las personas más que cambiar, evolucionamos.

Es decir, en esencia eres el mismo, sólo que, en una mejor versión, así que técnicamente no es cambiar, es crecer, es madurar, es avanzar hacia lo que estás llamado a ser.

Yace en ti una fuerza de espíritu inagotable, la total capacidad de que experimentes hoy mismo una vida maravillosa.

¿Cambian las personas realmente?

Tienes grandes virtudes, capacidades, habilidades, una esencia que te acompaña desde el momento en el que fuiste concebido; y todo esto viene contigo a esta experiencia terrenal para que vivas pleno. ¿Sabes cuál es el problema?

Que lo has olvidado. Y me parece maravilloso tener hoy la oportunidad de recordártelo: ¡Eres un ser maravilloso! A veces es más cómodo escudarse en la idea de “yo así soy y no voy a cambiar”, y todavía lo hacemos más interesante agregando “y quien me quiera, que me quiera como soy”.

Así sólo estás limitando tu gran poder y estás eligiendo una vida con mucho sufrimiento.

He vivido mi propio despertar de consciencia, como me gusta llamarlo; siempre llega un momento en tu vida en el que te das cuenta que no estás siendo pleno y feliz, y justo ahí llega ese despertar, y estás listo para abrir tu mente y corazón para aprender nuevas formas de experimentar la vida y que te recuerden quién eres.

Quiero que me acompañes a reflexionar sobre algunas ideas que te pueden ayudar a evolucionar.

#1 Siempre se trata de ti.

Y efectivamente, desde ti comienza siempre esa evolución. Definitivamente eres tu quien deberá elegir hoy mismo comenzar ese descubrimiento de cómo estás limitando tu vida.

Resulta que nos encanta andar pensando en cómo todo el mundo debe cambiar, sin responsabilizarme de mi propia evolución.

Deja de gastar energía en esas ideas de lo que el otro debería hacer, mejor empieza a canalizar esa fuerza en tu propio crecimiento.

Si quieres que algo sea diferente en tu vida, comienza a dirigir la lupa hacia ti y empezar a observarte.

#2 Eres perfecto.

Y yo lo creo, ¡eres perfecto!, ¡eres suficiente! Y esto no significa que te quedas ahí inmóvil sólo eligiendo ser enojón, impaciente, descuidado, sin poder hacer nada al respecto, es darte cuenta que tú no eres solo eso y actuar.

He entendido que la perfección incluye al blanco y al negro, a la tristeza y a la alegría, a la responsabilidad y al descuido.

Por eso no se trata de ser otra persona, se trata de descubrir que tú no estás limitado sólo a ser o hacer de cierta forma, sino que puedes ser de muchas otras formas, tu capacidad es infinita.

Es una de las ideas que más me ha liberado. Había crecido con la idea de ser imperfecta, de estar “dañada”, de ser indigna, de que no era suficiente.

Ahora creo firmemente que soy perfecta, aun cuando siento la impaciencia en mí, aun cuando siento la tristeza, porque sé que soy eso y al mismo tiempo no lo soy, eso no me define, ahí están presentes acompañándome en este momento, las reconozco y entonces soy libre.

Entender que lo has hecho lo mejor que has podido con el nivel de consciencia que has tenido en cada etapa de tu vida. Hoy te ofrezco la oportunidad de reconocer tu perfección y desde ahí empezar tu camino de evolución hacia la mejor versión de ti mismo.

#3 Aprende la lección.

La vida sin duda es un constante cambio, nada es permanente, tú eres parte de la vida y está en tu naturaleza fluir y avanzar con ella.

Entender que, así como tú eres perfecto, así también lo es la vida. Elijo creer que la vida no es injusta, sino una gran maestra que nos ama tanto que siempre te mostrará lo que necesitas ver para ¡despertar!

A veces puedes necesitar de una gran sacudida para darte cuenta de que esa no es la vida que está diseñada para ti. La vida se refleja en nuestra forma de respirar, es un constante tomar y soltar.

¿Qué necesitar aprender hoy de lo que pasa en tu vida?

Te comparto una frase de famoso psicólogo Carl Jung con la que estoy muy de acuerdo:

Aquellos que no aprenden nada de los hechos desagradables de sus vidas, fuerzan a la conciencia cósmica a que los reproduzcan tantas veces como sea necesario, para aprender lo que enseña el drama de lo sucedido.

La vida nos da lecciones para pasar a un siguiente grado de evolución, llega el examen en forma de experiencias, que no son, ni buenas no malas, simplemente traen algo que toca aprender y sólo hasta pasar el examen, pasaremos de grado.

#4 Es un proceso.

Esta evolución es constante, es un poco a poco, día a día. La oportunidad de comenzar este crecimiento, es en cada momento, no importa la edad o situación en la que estés.

Me ayuda comparar esta evolución o este despertar como un nuevo nacimiento, donde, como el bebé que acaba de nacer no nace ya caminando, sino que primero gatea, luego los primeros pasos, hasta que llega la maravillosa experiencia de caminar por sí mismo; así también tú que has decidido rediseñar y replantearte tu existencia, primero gateas para luego caminar más seguro, más pleno, más consciente.

Gózate de tus pequeñas, pero transcendentales victorias de cada día.

Y elige cada día por esa vida más consciente y permítete experimentar lo maravillosa que puede ser la vida cuando regresas a tu esencia, has nacido desde el amor y para el amor.

No te conformes nunca con una vida a medias, estás aquí para disfrutar y gozar de experiencias maravillosas, si así tú lo decides.

Gracias por estar aquí, gracias por permitirme ser parte de tu evolución.

By | 2017-04-05T10:47:39+00:00 Abril 5th, 2017|Blog|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment