¿Vives en Escasez o Prosperidad? 10 Claves Para Vivir En Abundancia Y Plenitud.

Aun cuando jamás falto comida en casa, yo crecí angustiada porque mi familia y yo sufriéramos o que algo nos faltará.

Cuando inicié mi propio camino de crecimiento personal, uno de los primeros temas que trabajé y que aún continuo haciéndolo es, la abundancia y el merecimiento.

Hoy estoy totalmente convencida que hemos nacido para experimentar una vida en plenitud, llena de alegrías y satisfacciones bajo cualquier circunstancia. ¿Tú lo crees?

Primero quiero que definamos 2 conceptos centrales para este artículo:

¿Qué El Abundancia?

Ser abundante implica experimentar un estado de satisfacción en todo lo que hacemos, deseamos y vivimos.

Es encontrar el balance integral de todas las áreas de tu vida, tanto en tu dimensión material, como en tu dimensión espiritual.

Es un derecho con el que cuentas y que al hacerte consciente de éste, comienzas a manifestarlo.

La Fuente de tu abundancia es el Universo o cualquier nombre que uses para describir a la Energía Creadora.

La abundancia es integral: amor, alegría, prosperidad, bienestar, salud, amistad, paz interior, cultura, recreación, tiempo, dicha…

Se reflejan tanto en tu interior (paz, armonía), como en tu exterior (manifiestas lo que requieres).

¿Qué Es Merecimiento?

Es un derecho a recibir: Apoyo, amor, asistencia, bendiciones, guía, bienestar, seguridad, protección, placer, bienes materiales… todas las experiencias de vida.

Lo opuesto al merecimiento es: Quedar en deuda, culpar, victimizarte, sufrir, señalar, enjuiciar, invalidar, rechazar, competir…

El merecimiento está ligado a la abundancia, el no merecimiento está ligado a la carencia.

Es dar permiso al Universo de entregarte lo que siempre ha estado ahí para ti. ¿Qué tan cómodo te sientes recibiendo?

5 Creencias Que Pueden Estar Alejándote De Una Vida Abundante.

abundancia-y-plenitud

1 Creer Que La Abundancia Es Sólo Económica.

Trabajas a medias este tema en tu vida, tu nivel de consciencia sobre la abundancia es incompleto o sesgada.

Creer Que Necesitas Hacer Muchas Cosas Para Ganarte Algo.

Eres Abundancia, no requieres hacer nada para activarla pues es un atributo y derecho con el que naciste.

Entre más sientas con tu ser esta verdad, más abundancia manifestada observarás. (Nos condicionaron a recibir sólo si hacíamos algo primero, el postre es después de comerte todo).

En este punto quiero aclarar que no es sólo sentarme a esperar, es poner tu energía e intención en hacer que sucede sumando tu sensación y certeza de sentirte merecedor de recibir lo que es mejor para ti.

Creer Que La Abundancia Viene De Fuera.

El Poder Creador que sostiene el Universo entero te sostiene a ti como parte de la creación, esa fuerza yace en ti, eres co-creador de todo lo que está en potencia, eres canal de esa Abundancia.

Creer Que Andar Pidiendo Es Mal Visto, Que Está Mal Hacerlo.

La Abundancia es gratuita, no tienes que dar nada a cambio más que decir “gracias, estoy listo para continuar recibiendo bendiciones”.

Confundimos la prudencia o el ser una buena persona con el hecho de no pedir, de ser conformista, de pensar siempre en los demás y no en mí.

Mientras más bienes estén presentes en tu vida más puedes compartir y disfrutar con quienes te rodean. Esta bien pensar también en ti.

Creer Que Hay Algo Mal En Mí, Es Mi castigo o Que Hay Que Ser Especial Para Manifestarla.

Aquello que no estás experimentando en tu vida y que deseas, es porque en algún nivel de tu conciencia, no sientes que te lo mereces así evitas que llegue.

Y si llega, irónicamente te las arreglas para deshacerte de ello, para que tu nivel de consciencia del merecer y tu realidad siempre sean congruentes.

Qué ideas o creencias pueden estar bloqueando tu mirada de todas las posibilidades que hay a tu alrededor. El amor verdadero sólo existe en los cuentos, El dinero se va como agua, El éxito trae muchas complicaciones…

10 Ideas Para Vivir la Abundancia En Tu Vida.

abundancia-y-plenitud

#1 Observa La Naturaleza, Su Magnificencia Y Su Forma Perfecta De Funcionar.

Respirada y conecta con esa manifestación perfecta, con esa misma perfección fuiste creado y el Creador siempre te sostiene y cuida de ti.

#2 La Prosperidad Comienza Con Sentirte Bien Contigo Mismo.

Empieza a reconocerte como un ser pleno, amoroso y maravilloso. Todos lo somos y nacemos con el derecho divino de manifestar abundancia en nuestra vida.

#3 Deja De Hablar Y Pensar En La Carencia.

Es lo que estás vibrando y la realidad responderá a eso. “Nunca tengo dinero”, “nunca tengo tiempo”.

Eso en lo que enfocas tu atención aumenta. Mira la prosperidad a tu alrededor, en las calles de tu ciudad, y reconoce que eres parte de esa abundancia.

#4 Acepta La Abundancia En Tu Vida.

Te llega algo bueno y piensas “no lo puedo creer” y con esa actitud estás rechazando la prosperidad.

Si alguien te regala algo o un elogio, acéptalo con alegría y placer. Sentirte avergonzado o apenado, es no sentirte merecedor de recibir.

Regocíjate con cambios pequeños, descuentos inesperados, almuerzos gratis, monedas en el suelo o billetes en la ropa, una nueva amistad, ¡eso es abundancia!

#5 Prepara Espacio Para Lo Nuevo.

Limpia y ordena tus espacios. Todo es un flujo constante, todo bien llega, se va y vienen más, nada nos pertenece.

#6 Alégrate de la abundancia de tu hermano.

La abundancia es ilimitada. Como viene de la energía de tu Origen, no tiene fin ni límite.

Te invito a creer y declarar “hay suficiente para todos”.

En la medida que te sientas cómodo y agradecido por la prosperidad de quienes te rodean, estarás conectando o no con el nivel de abundancia que dejas llegar a tu vida.

#7 Agradece Lo Que Es y Agradece Lo Que Ya Viene En Camino Para Ti.

Cuando vivamos la gratitud de lo que hay hoy en nuestra vida y dejemos la queja, estaremos listos para recibir algo nuevo y mejor.

Yo elijo creer que todo llega en el momento perfecto y de la forma perfecto. Lo que ocurre hoy en mi vida sé que es para mi mayor bien, aún cuando mi ego me haga creer lo contrario.

#8 Declara/Pide Lo Que Deseas En Todas Las Áreas.

“Pide y se te dará”… Es requisito indispensable que sepas con claridad qué deseas que se manifieste en todas las áreas de tu vida.

#9 No Pongas Límites.

No merece solo un poquito, sino todo lo bueno. Tus bendiciones pueden venir de diferentes fuentes y aumenta cada día más y más.

#10 Extiende Tu Prosperidad A Tu Prójimo.

Se generoso con tu amor, tiempo, recursos. Por ejemplo, yo me alegro cuando apoyo el negocio de alguien al comprarle.

Declara:

La Abundancia es mi derecho divino. Merezco todo lo bueno.

Práctica estas actitudes en tu día y día y sé testigo de cómo comienzan a fluir en tu vida el tiempo, el amor, la salud, el dinero, la ayuda, la guía, el conocimiento y sobre todo la paz que da el saber que todo te es provisto por esa Fuerza Creadora de la que eres parte.

Me encantaría recibir tus comentarios e inquietudes sobre el tema.

2017-08-30T09:11:14+00:00